El nuevo papel de los gerentes y CEO´s en la Transformación Digital

Transformación Digital

María José Cruz Lozano

Por la década de 1960 o 1970 la vida era muy diferente a como es ahorita, había tan pocos automóviles en la ciudad que era muy raro el que moría por accidente automovilístico. Y creo que los que tenían alguno era más bien por lo extraño que era ver esos vehículos.

Como a mi me gusta la historia me se un par de historias de personas que murieron así en esa época.

De entonce a ahora la vida ha cambiado mucho. Si hay una palabra que define al siglo XXI es el cambio. En realidad le agregaría otra palabra: la velocidad del cambio.

Solo hace falta hacer un recuento de lo que ha sido este año 2020 para comprobarlo, nadie se imaginaba a principio del año a donde estaríamos para el mes de noviembre.

Para las empresas el reto no ha sido menor, ha sido indispensable pasar de las herramientas tradicionales a las digitales para poder seguir operando, la tecnología paso de ser algo agradable de tener a una necesidad de primera mano; ya que sin la adopción de herramientas digitales innovadoras seria imposible para las empresas ofrecer un servicio rápido, eficiente y personalizado a sus consumidores.

Además, a fin de garantizar ese servicio eficiente y personalizado, las empresas no pueden quedarse unicamente con utilizar nuevas herramientas tecnológicas. Lo que realmente va a asegurar la supervivencia de las empresas es la Transformación Digital. (¿Por qué apostar por la Transformación Digital?).

Resumiendo lo que platicábamos en el artículo anterior, la Transformación Digital se define como la re-configuración de todos los procesos y operaciones de una empresa para que puedan mejorar la vida de sus clientes a través de las herramientas digitales. El mundo digital es, un universo en continuo cambio, lo que significa que las empresas que apuesten por él deben tener una estrategia digital robusta.

Uno de los objetivos que persiguen las empresas en el entono digital es alcanzar una madurez que les permita ser competitivas. En este punto es importante recordar, y aclarar, que decir que una empresa que ha alcanzado la madurez digital no es sinónimo de que haya llegado a una meta, en ese proyecto no hay un inicio, parte intermedia ni final.

La madurez digital es un proceso en constante evolución, cambio y adaptación empresarial al cambiante mundo digital.

Y en este proyecto de Madurez Digital la transformación debe empezar desde arriba, desde los directivos, gerencia o CEO´s de la organización. Son ellos los que deben dar el primer paso a través de una nueva concepción de hacer negocios.

Este primero debe darse haciendo parte medular y delos valores de la organización la agilidad y adaptabilidad. Un líder empresarial del siglo XXI debe tener como principales cualidades la transparencia, comunicación, responsabilidad, apretura para aprender, flexibilidad e innovación.

Esto se puede ver reflejado en un estudio realizado la consultora PwC´s donde aplicaron una encuesta de IQ digital a 2,380 al rededor el mundo, encontrando que solo las empresas que invierten constantemente mejorar sus procesos, nuevas formas de realizar su trabajo diario son las que obtienen un resultado positivo significativo en sus inversiones, desde el crecimiento y las ganancias hasta la innovación y la experiencia del cliente. Y que estas empresas representan solo el 5% de las encuestadas.

La gran diferencia en estas empresas con respecto al otro 95% radica en su parte directiva. Los gerentes, directores y/o CEO´s de estas empresas se distinguen por tener a la transformación como parte de su vida. Son personas para los que la transformación nunca termina y diariamente se aseguran de estar preparados. Se aseguran que las empresas que dirigen también estén preparadas para cualquier circunstancia.

El cambio es una realidad en sus empresas. No es algo que se comente o sea una opción para sus colaboradores, se aseguran de que cuenten con todas las herramientas para que sea una realidad en todos los niveles de su negocio sin importar las condiciones.

Para ellos el mundo digital no se trata de una moda, si no que es una estrategia corporativa que debe formar parte de su DNA empresarial.

Invierten 33% más que otras empresas en las estrategias de transformación: tecnología, procesos eficientes, modelos operativos y formas de trabajo, que asegure que la empresa va a llegar más lejos o estar siempre a la cabeza de la carrera digital.

Saben que el éxito de una empresa radica en las personas que la forman, por eso invierten en capacitación, opciones de crecimiento, fomentar la innovación; incluso el proceso de reclutamiento es algo importante para ellos y se aseguran que sus colaboradores estén 100% comprometidos con el DNA de la empresa.

Al interior de las empresas, formadas por personas, gestionar el capital humano es de suma importancia. Parte de la naturaleza humana es una resistencia innata a todo aquello que llega a alterar la calma o la rutina, todo aquello que es nuevo.

¿Que pasa si el cambio falla?, ¿que pasa si las nuevas reglas, los nuevos procesos o el nuevo software representan un reto mayor al que se tiene actualmente?, ¿que pasa si las nuevas herramientas me impiden cumplir con mi trabajo?, ¿que pasa si ya no me necesitan en la empresa?

Son solo algunos de los miedos a los que se enfrentan los trabajadores de las empresas cuando se habla de cambio, y ese miedo es particularmente más grande cuando se refiere a nueva tecnología y a la Transformación Digital.

La estrategia para hacer frente a este problema es la pro-actividad asegurándose de que todas las personas entiendan el cambio como una oportunidad y no un obstáculo.

Hay que ser muy transparentes acerca de los aspectos que van a cambiar para comunicarlo de la forma más real y consecuente posible. Invitar a los usuarios de las nuevas herramientas a dar sus puntos de vista, su experiencia y retroalimentación los hará sentirse parte del cambio y oponer menor resistencia porque forman parte del equipo.

Conclusión

La nueva era de la Transformación Digital requiere un cambio de mentalidad. Para las empresas que busquen tener éxito crear una nueva filosofía de trabajo donde se priorice la cultura del cambio, la agilidad y adaptabilidad es de gran importancia.

Con la llegada del Covid-19 no solo la vida cambio de forma drástica, las empresas también vieron afectada la forma de trabajo a un entorno remoto.

En este nuevo mundo post-pandemia todo lo que no es indispensable esta tendiendo a desaparecer. Las empresas deben estar preparadas para adaptarse y generar nuevas oportunidades de negocio constantemente.

¿De que hablaremos la próxima semana?

Las siguientes semanas vamos a seguir abordado el tema de la Transformación Digital desde diferentes ángulos para ayudar a despejar todas las dudas que pueda haber sobre ese tema. Todas las ventajas y beneficios, puntos débiles y más sobre esta nueva estrategia empresarial.

El próximo tema:

Una estrategia de Transformación Digital centrada en el cliente

Inscríbete a nuestro boletín y enterate de todo lo que necesitas saber sobre Transformación Digital